Vino la cuarentena, y todos los pastores nos fuimos al máximo nivel de comunicación audiovisual: En Vivo.

Tómalo como un milagro, o como “no hay otra”. Espero que perdure aún después de la vacuna.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *